Hay ciertos cuidados que podemos hacer en casa de forma sencilla y que nos aseguran un buen rendimiento de nuestro vehículo. Limpiar los frenos de forma periódica hace que nuestra moto sea más segura y manejable, y como veréis a continuación el proceso es muy fácil.

mimotomash-limpiarfrenos1

Para limpiar los frenos sólo necesitamos un trapo, un bote de líquido limpiador para frenos y situarnos en un lugar ventilado. Usando este “detergente” limpiamos la superficie del disco de freno y las pastillas de polvo y óxido, y nos aseguramos de que no haya ningún elemento que pueda disminuir la frenada.

mimotomash-limpiarfrenos2

Podemos encontrar estos botes en talleres, tiendas especializadas, tiendas online y grandes superficies. En mi caso compré un bote en un hipermercado que suele tener este tipo de productos a buen precio, pero si vuestro bolsillo puede permitírselo siempre podéis usar alguna marca de mejor calidad. También hay que ser consecuentes, yo no usaría un limpiador de 3 euros en un disco de 200, pero para nuestra moto uno sencillo va bastante bien.

mimotomash-limpiarfrenos3

Tras agitar bien el bote, rociamos abundantemente la superficie del disco de freno. No debemos olvidarnos que tenemos que girar un poco la rueda para rociar también la sección que tapa la pinza del freno.

mimotomash-limpiarfrenos4

Debemos aplicar el producto por ambos lados del disco, y os aconsejo insistir un poco más en la parte superior de la pinza, para que penetre el producto.

mimotomash-limpiarfrenos5

Tras dejar actuar un par de minutos pasamos un trapo para quitar la suciedad que libera el limpiador. Y una vez hemos acabado con la rueda de delante, podemos repetir el proceso en la rueda de atrás.

Y nada más. En cinco minutos podemos hacer este sencillo mantenimiento que nos da más seguridad y nos ayudará a mantener en perfectas condiciones nuestra moto.

NOTA: aunque no lo he comprobado, este procedimiento es igualmente válido para cualquier freno de disco de cualquier modelo de MASH y otras marcas.