Durante toda la semana pasada ha estado lloviendo en mi ciudad. No es la primera vez que pruebo la moto en suelo mojado, pero nunca la había dejado al descubierto en un día lluvioso. Uno de los mayores males de los vehículos es el óxido, y en cierto modo estoy bastante obsesionado con evitar su aparición. Y cuando he visto que en algunos de los tornillos se había empezado a formar óxido me han entrado los siete males. Un tornillo no es una parte imprescindible de la moto, y se puede sustituir fácilmente, pero voy a aprovechar para enseñaros un truquillo muy sencillo para que la oxidación no vaya a más en algunas partes de la moto. Desde luego no es una solución definitiva, ya que en algunos sitios lo mejor es volver a pintar o cromar, pero como en este caso no merece la pena restaurar estas piezas y podemos sobrevivir con esta “chapucilla”.

mimotomash-protegertornillos1

Los tornillos que se me han oxidado son los cuatro que sujetan el soporte del faro delantero a la horquilla. Como se puede ver en la imagen superior se ha oxidado el interior de la cabeza. Supongo que en ese punto el cromado se ha dañado por el roce con la herramienta y ha dejado al descubierto el metal. Para quitar el óxido he usado un cepillo de dientes mojado en vinagre. Este es uno de los remedios caseros que mejor funcionan, junto con el zumo de limón y la Coca Cola, pero también existen productos específicos para la limpieza del óxido.

mimotomash-protegertornillos2

Una vez hemos quitado el óxido, el siguiente paso es proteger la pieza contra los elementos. Para ello podemos darle alguna resina, barniz, pintura o esmalte. En mi caso, pensando que me iba a costar más el producto que unos tornillos nuevos, decidí usar un esmalte más “humilde”: la laca de uñas. Se trata de un material barato, se encuentra en multitud de colores y es muy fácil de usar. Yo he usado laca transparente, aplicando en el interior una capa gruesa, y al secarse se disimula perfectamente. Por contra, este tipo de esmalte no es muy resistente al roce, por lo que no lo recomiendo para zonas que vayamos a manosear o para piezas móviles.

mimotomash-protegertornillos3

Por último, si nos hemos pasado y hemos manchado alguna otra zona, podemos retirar el exceso con un trapo impregnado en quitaesmaltes.

mimotomash-protegertornillos4

Y no hay mucho más que contar. Espero que este truco casero os sirva en el futuro, y recordad que es un apaño temporal, por lo que yo nunca lo usaría para restaurar una pieza fundamental del funcionamiento de la moto, o una mancha grande de óxido en una pieza estética. En ese caso os recomendaría sustituirla si el óxido hace peligrar el buen funcionamiento de vuestra moto, o si queréis restaurar algo importante, primero consultaría con un profesional.